¿Hay racismo en el fútbol?

Futbolistas uruguayos y ghaneses muestran una pancarta contra el racismo | Zimbio

Futbolistas uruguayos y ghaneses muestran una pancarta contra el racismo | Zimbio

Por: Diego Alonso Arecha (@Diego_Alonso23)

OPINIÓN. “En el fútbol no hay racismo, en absoluto”. Son palabras de nuestro seleccionador nacional, Vicente del Bosque, tras los últimos episodios racistas vividos en el fútbol español. Palabras un tanto polémicas que perfectamente se podrían poner en tela de juicio.

El racismo se ha configurado como un elemento habitual en las gradas de los estadios de nuestro país, donde en apenas una semana se han producido dos incidentes en los que un jugador de color negro ha denunciado ser objeto de insultos y burlas por parte de aficionados rivales.

Aficionados del Fenerbahçe turco lanzan improperios a viva voz y con un platano en la mano ante Didier Drogba, jugador de raza negra del Galatasaray | En el area chica

Aficionados del Fenerbahçe turco lanzan improperios a viva voz y con un plátano en la mano ante Didier Drogba, jugador de raza negra del Galatasaray | En el área chica

El primero se produjo en el encuentro disputado en el Madrigal entre Villarreal y  Barcelona, cuando un espectador lanzó un plátano al césped en el momento en el que Dani Alves, lateral derecho del Barça, se disponía a sacar un córner. El jugador brasileño, sin darle mayor importancia, recogió el plátano y se lo comió antes de volver a reanudar el juego. El segundo incidente tuvo lugar días después en Valencia, durante el partido Levante-Atlético de Madrid, donde un sector de la hinchada colchonera imitó sonidos y gestos de mono hacia el centrocampista senegalés Pape Diop. El jugador del Levante respondió a los insultos bailando como un simio, lo que originó una trifulca entre jugadores de uno y otro equipo.

Estos bochornosos sucesos dieron la vuelta al mundo. Las redes sociales se colapsaron de mensajes de ánimo a los afectados y, en pocas horas, el tema ya era trending topic gracias al hashtag #Somostodosmacacos. Desde futbolistas, entrenadores, artistas o presentadores de televisión, todos mostraron su apoyo fotografiándose con un plátano —símbolo de la lucha contra el racismo—.

Además, por si no era suficiente, esta multitudinaria campaña se produjo la misma semana en la que la NBA sancionaba de por vida al dueño de Los Ángeles Clippers, Donald Sterling, debido a comentarios discriminatorios durante una conversación telefónica con su supuesta amante.

´Todos somos macacos´ campaña en las redes sociales en apoyo a Dani Alves | Miguel Comeche

‘Todos somos macacos’ campaña en las redes sociales en apoyo a Dani Alves | Miguel Comeche

Pero los casos de Dani Alves y Diop no son ni los primeros ni los últimos que se producen en este deporte. Muchos han sido los gestos racistas que han tenido lugar recientemente en los campos de fútbol de toda Europa, y, me atrevería a decir, de todo el mundo.

Uno de los episodios más vergonzosos ocurridos en España tuvo lugar en el año 2006, durante un partido entre Zaragoza y Barcelona, cuando el delantero camerunés Samuel Eto´o recibió insultos racistas procedentes de un sector de la grada del estadio La Romareda. El jugador —que en otro encuentro de Liga ya celebró un gol haciendo gestos propios de un simio— amenazó con dejar el terreno de juego si los aficionados seguían con esa actitud discriminatoria hacia él. Incluso llegó a dirigirse hacia los  vestuarios diciendo «No juego más» mientras sus compañeros, rivales y el propio árbitro del partido intentaba calmarlo.

Eto´o es persuadido para continuar en el campo por los jugadores del Real de Zaragoza después de recibir insultos por parte de la grada | CNN México

Eto´o es persuadido para continuar en el campo por los jugadores del Real Zaragoza después de recibir insultos por parte de la grada | CNN México

En Italia también sucedió algo parecido la temporada pasada. El mediocentro ghanés Kevin Prince Boateng, harto de escuchar insultos racistas hacia él durante el partido amistoso que enfrentaba a su equipo, AC Milan, frente al Pro Patria, cogió el balón y lo lanzó contra la grada. Después, abandonó el campo secundado por sus compañeros. Seis hinchas fueron encarcelados tras este suceso. El gesto fue emulado esta temporada por el jugador francocamerunés del Granada, Allan Nyom. Pero su acción, lejos de ser considerada como insultos xenófobos por el colegiado, le costó la tarjeta amarilla.

Pero si hay que destacar un incidente segregacionista en un campo de fútbol, no nos podemos olvidar del sufrido por el internacional costamarfileño Emmanuel Eboué. El jugador del Galatasaray soportó el lanzamiento de mecheros y botellas por parte de seguidores del Besiktas cuando iba a realizar un saque de banda. Sin embargo, la historia no quedo allí. Un hincha saltó al campo con clara intención de agredirle, siendo detenido inmediatamente por las fuerzas de seguridad. Los dirigentes del Besiktas, con una actitud descarada, negaron posteriormente que los hechos tuvieran tintes racistas y culparon al jugador de “hacer teatro para engañar al árbitro”.

Boateng entrenando con una camiseta en contra del racismo | Política Crítica

Boateng entrenando con una camiseta en contra del racismo | Política Crítica

Hasta uno de los mejores jugadores de la historia, el exmadridista Roberto Carlos, sufrió cánticos durante su periplo en Rusia mientras jugada en el Anzhi. Al igual que su compatriota Dani Alves, el lateral brasileño también fue víctima del lanzamiento de un plátano como gesto de ofensa racial.

El último que lo ha sufrido en sus propias carnes esta misma semana ha sido el futbolista francés de origen ghineano, Kevin Constant. El jugador, que ya había optado por abandonar el campo en un encuentro anterior por estos mismos motivos, se mostró indignado por la actitud ofensiva de la hinchada del Atalanta —que llegó a lanzar al césped un cuchillo—.

Un plátano aterrizó cerca del defensa guineano del Milan Kevin Constant (de blanco), que lo muestra a los jugadores en el campo | CNN México

Un plátano aterrizó cerca del defensa guineano del Milan Kevin Constant (de blanco), que lo muestra a los jugadores en el campo | CNN México

¿Se trata de una tendencia o son hechos aislados?

De lo que no hay duda es que la Real Federación Española de Fútbol y la Liga de Fútbol Profesional deberían tomar cartas en el asunto, no limitarse a interponer meras sanciones a los clubes o expulsiones individuales a los infractores de tales hechos. Como instituciones regulatorias, deberían ir más allá. Si realmente queremos que no vuelvan a repetirse estos sucesos tan denigrantes debemos cambiar, y cambiar de verdad. No sé si hay racismo en el fútbol, pero lo que sí hay es una gran falta de educación. Eso sí es un grave problema. Y, por desgracia, vamos a peor. Hasta que no superemos nuestros propios prejuicios, no podremos acabar con el racismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s