Fútbol gaélico: la representación del sentimiento irlandés

Jugadores disputando el balón durante un encuentro de fútbol gaélico | GAA

Jugadores disputando el balón durante un encuentro de fútbol gaélico | GAA

Por: Diego Alonso Arecha (@Diego_Alonso23)

Aunque prácticamente desconocido en nuestro país, el fútbol gaélico —peil ghaelach en irlandés— es uno de los deportes más populares de la República de Irlanda, llegando a ser considerado deporte nacional en la isla británica. En España el número de aficionados aún es muy reducido, pero poco a poco va ganando más adeptos gracias principalmente a la ‘herencia Erasmus’. Las características del juego lo convierten en un deporte muy completo, ofreciendo una alternativa original frente a los deportes más habituales.

Arraigado a un gran sentimiento nacionalista y de promoción de la cultura irlandesa, sus orígenes se remontan al siglo XVI, siendo su precedente más cercano el antiguo juego de fútbol irlandés conocido como caid. Sin embargo, el fútbol gaélico tal como se conoce hoy en día no se formalizó hasta 1887, gracias a las reglas instauradas por la Gaelic Athletic Association (GAA).

Una de las condiciones indispensables para practicar este deporte es la prohibición del profesionalismo, independientemente de la trayectoria o el nivel alcanzado por cada jugador. Esto supone que el compañerismo y la deportividad triunfen en cada partido, lejos de los enfrentamientos y las hostilidades que ocasionan los deportes más “materialistas”.

Un jugador patea el balón ante la estirada inutil del portero | Foto: Coaching and Games Development

Un jugador patea el balón ante la estirada inútil del rival | Coaching and Games Development

El fútbol gaélico se juega en un campo de césped rectangular —aproximadamente 140 x 90 metros— con dos porterías en forma de H a ambos lados. Estas porterías cuentan con una peculiaridad especial: por arriba tienen la apariencia de un poste de rugby, pero por abajo cuentan con una red parecida a la de fútbol. Las líneas que lo delimitan están situadas a 13, 20 y 45 metros respectivamente de cada extremo del terreno de juego, siendo este utilizado también para la práctica del hurling —uno de los cuatro Juegos Gaélicos regulados por la GAA—. Por su parte el balón es de cuero, muy similar a uno de voleibol, aunque más pesado que uno de fútbol.

La duración de un partido de fútbol gaélico es de 60 minutos, repartidos en dos mitades de media hora cada una. Aunque existe una excepción en los partidos sénior entre condados, donde la duración del partido aumenta a 70 minutos —35 minutos cada parte—. En caso de empate al concluir la hora de reloj, el partido puede resolverse de dos formas diferentes: jugando de nuevo otro partido o añadiendo 20 minutos de tiempo adicional, en dos mitades de 10 minutos.

En cuanto a las reglas básicas de este deporte, es importante destacar que los equipos están formados por 15 jugadores de campo —1 portero, 6 defensas, 2 centrocampistas y 6 atacantes— y 15 suplentes, de los cuales puede utilizar solamente a 5. El árbitro da comienzo al partido cuando lanza el balón entre los cuatro centrocampistas. Desde ese momento, los jugadores pueden avanzar por el campo con el balón en las manos, patearlo o pasárselo a los compañeros golpeándolo con los nudillos o el pulgar.

Un defensa intenta frenar la tremenda arrancada del jugador rival | Northern Sound

Un defensa intenta frenar la tremenda arrancada del jugador rival | Northern Sound

El objetivo de los jugadores es marcar tantos en la portería rival, pasando el balón por encima del poste —el juez levanta una bandera blanca y el equipo se anota 1 punto— o introduciéndolo en la parte inferior de la portería —el juez levanta una bandera verde y el equipo se anota 3 puntos—. Por ejemplo, si un equipo marca 2 goles y anota 10 puntos, su resultado final será de 16 puntos. El cómputo final de los puntos totales determina qué equipo consigue la victoria.

Al ser un juego bastante físico, están permitidos los placajes (tackles) realizados de forma moderada, pero no los empujones o agarrones malintencionados. Por otro lado, entre las acciones consideradas como falta técnica se encuentran: caminar cuatro pasos seguidos sin soltar o rebotar el balón, rebotarlo dos veces consecutivas, coger el balón directamente del suelo con las manos, etc.

La GAA es la encargada de organizar anualmente las diferentes competiciones de fútbol gaélico, tanto masculinas como femeninas, y tanto entre clubs como entre condados. Entre las más importantes están la National Football League y la All-Ireland Senior Championship. Pero sin duda, el torneo más prestigioso y antiguo (1887) dentro del fútbol gaélico es el All-Ireland Football Championship, cuyas finales se disputan el tercer domingo de septiembre en el estadio Croke Park (Dublín). Como si de un partido entre Real Madrid y Barcelona se tratase, este encuentro ha llegado a reunir hasta 80.000 espectadores en las gradas de dicho estadio. El ganador de este campeonato recibe la copa Sam Maguire, en honor al difunto jugador. El condado que más títulos ha conseguido hasta el momento es Kerry, con 36 copas en su haber.

El estadio de Croke Park (Dublín) deslumbra en una de sus tardes grandes gracias a un aforo completo | GAA

El estadio de Croke Park (Dublín) deslumbra en una de sus tardes grandes gracias a un aforo completo | GAA

Fuera de Irlanda, existen clubes de fútbol gaélico en EEUU, Canadá, Gran Bretaña, Europa Continental, Asia y Australia. En nuestro país, los emigrantes lo introdujeron hace más de una década y actualmente existen diferentes equipos a lo largo del territorio español. Es significativa la liga oficial de Galicia, organizada por la Asociación Galega de Fútbol Gaélico y reconocida por la GAA. Entre los equipos que la disputan están el A Coruña Fillos de Breogán, el Ártabros de Oleiros, el Irmandinhos A Estrada o el Mecos FG Ogrobe. Incluso se ha llegado a formalizar una selección oficial de Galicia —que ya ha disputado un partido amistoso contra la selección de Bretaña—.

Además, desde la temporada 2013-2014 los gallegos cuentan también con una pequeña liga femenina y otra mixta, la Liga Gallaecia, presentada en Santiago de Compostela en octubre del año pasado.

Para quien lo practica, el fútbol gaélico es una buena forma de compatibilizar el deporte con el aprendizaje del inglés —casi el 50% de jugadores son irlandeses—. Algo que, por otra parte, es un problema. La mayoría de ellos son estudiantes que se encuentran de paso en España, lo que no beneficia la continuidad de los equipos. Además, las dificultades para encontrar campos adecuados hacen que siga considerándose un deporte minoritario, pese a que cada vez son más los españoles que se atreven a practicarlo.

Dos equipos, en plena acción | Asociación Galega de Clubes de Fútbol Gaélico

Dos equipos, en plena acción | Asociación Galega de Clubes de Fútbol Gaélico

Y es que el fútbol gaélico es un deporte muy completo, exigente, intenso y competido, en el que además de fortaleza física se requieren habilidades como la velocidad, la técnica o la precisión. El obligado amateurismo de los jugadores hace que afloren valores como el respeto, el honor, la lealtad o el compromiso.

Representar al equipo del condado es un auténtico acto de patriotismo para cualquier jugador de fútbol gaélico, que lejos de verse envueltos en la pedantería, prefieren llevar una vida modesta con trabajos mundanos. Desde fontaneros, mecánicos o bomberos hasta ejecutivos, profesores o incluso cirujanos —profesión de Gerry McEntee, leyenda de los Meath— son algunos de los trabajos que compatibilizan estos héroes efímeros.

Sin lugar a dudas, el fútbol gaélico en Irlanda es una pasión, un sentimiento. Su importancia es vital para cualquier aficionado. Es su seña de identidad. Su historia. La lucha por la libertad. Una libertad arrebatada durante siglos por Inglaterra.

El fútbol gaélico no es un simple deporte. Es el deporte del país, del condado y, en definitiva, el deporte del pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s