Sexo, drogas y baloncesto

Lamar Odom durante su etapa en Los Ángeles Lakers | Zimbio

Lamar Odom durante su etapa en Los Ángeles Lakers | Zimbio

Por: Mario Escribano Torres (@marioescr)

A sus 34 años, Lamar Odom se ha consolidado como una de los mejores jugadores de baloncesto del siglo XXI. Su primera temporada en la NBA llegó de la mano de Los Ángeles Clippers, donde consiguió formar parte del mejor quinteto de rookies de la temporada 99/00. Cuatro años más tarde llegaría a los Miami Heat, donde solo permaneció una temporada. Al año siguiente, ficharía por los Lakers donde consiguió ser dos veces campeón de la NBA (2009 y 2010) y el galardón de mejor sexto hombre del campeonato (2011). En esta etapa, también consiguió dos medallas olímpicas, una de ellas de oro (Turquía 2010). Pese a este último reconocimiento, una sucesión de problemas personales y el distanciamiento con la dirección del club terminaron impulsando su traspaso a los Dallas Mavericks, donde alcanzó los niveles más bajos de juego, lo que le terminó llevando a la lista de jugadores inactivos. Al año siguiente, tras pedir disculpas a la afición de los de Dallas, volvería a jugar una temporada en el que fue su primer equipo: Los Ángeles Clippers. Finalmente, rescindió este contrato, se quedó sin equipo y meses más tarde pasaría entraría en la liga ACB, fichando por el Baskonia, donde apenas ha durado dos meses.

Aunque el deporte dominante en la prensa especializada y generalista de nuestro país sea el fútbol, dentro de los pequeños espacios que quedan para el baloncesto, se habló mucho de este fichaje estrella. El palmarés de Odom parecía un seguro de buenos resultados del jugador, pero era imposible obviar sus numerosos problemas con el alcohol, las drogas e incluso con el sexo. Unos problemas que se han ido sucediendo de forma constante, y que han acabado ensuciando la carrera de uno de los mejores jugadores del basket contemporáneo.

Lamar Odom no tuvo una infancia fácil. Huérfano de madre y con un padre adicto a la cocaína, quedó a disposición de su abuela a los 12 años. Creció en un ambiente humilde, algo que se refleja con que su primer equipo fuera Los Ángeles Clippers, que por aquel entonces era el equipo más pobre de la ciudad.

Hasta 2001, la única adicción conocida de Odom eran las golosinas y chocolatinas. Pero este mismo año la NBA lo suspendió por incumplir la política antidroga de la liga. Lamar reconoció que consumía marihuana, pero el caso no tuvo demasiada relevancia mediática y se tomó como un suceso aislado.

Lamar Odom y su mujer Khoé Kardashian en su reality show | Últimas Noticias

Lamar Odom y su mujer Khoé Kardashian en su reality show | Últimas Noticias

Los que conocen bien la trayectoria Odom, aseguran que el año 2009 fue un importante punto de inflexión en su carrera deportiva. Su boda con Khloe Kardashian, una celebrity de la televisión, fue acompañada por una marea de polémicas tanto personales, como de pareja. Esta relación consiguió, en apenas dos años, que la estrella de la NBA llenara más espacios de prensa rosa que de prensa deportiva.

Quizá el episodio más llamativo fue el reality show protagonizado por la pareja bajo el título ‘Khloe & Lamar’en el llegaron a protagonizar escenas subidas de tono. Odom reconocería después que este programa, del que era el protagonista, le provocó una fuerte falta de concentración, que le llevó a empeorar su juego y, con él, su imagen. Además, fue un matrimonio marcado por distintas polémicas ligadas no solo al mundo de la televisión, sino también a supuestas infidelidades y el consumo de drogas de Lamar.

  Fragmentos de crack, droga habitual consumida por Lamar Odom | TheChristianScienceMonitor

Fragmentos de crack, droga habitual consumida por Lamar Odom | TheChristianScienceMonitor

Durante el verano de 2013 comenzaron los rumores de que Odom había caído en las drogas. En agosto fue detenido por la policía cuando conducía bajo los efectos del alcohol. Ese mismo mes, ingresaría en un centro de desintoxicación para tratar de superar sus problemas con la bebida y el crack, una droga bastante destructiva, fruto de la mezcla de cocaína con bicarbonato de sodio. Su mujer reconocía que el matrimonio estaba hecho pedazos, a lo que añadía que estaba más preocupada por la drogadicción de Lamar que por su relación con él. Finalmente, su matrimonio acabó con un conflictivo divorcio.

Tras varios meses sin pisar una cancha de baloncesto, en febrero llegó a Vitoria como fichaje estrella para jugar en el Baskonia. Aunque vino a la ACB con el fin de demostrar que seguía siendo el mismo, no ha podido acabar su segundo mes en el equipo, debido a una radiculitis lumbar. El club no le cierra las puertas. Tampoco sabemos si han acabado ya sus problemas sentimentales, ni si ha superado por completo sus problemas con las drogas. Esperamos que vuelva a ser es gran jugador lo más pronto posible: los deportistas de élite que siguen operativos con 34 años, no suelen esperar mucho más para retirarse.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s