Baloncesto con T de triple, no con T de talonario

El jeque Nasser al-Khelaifi, presidente del PSG | Terra Deportes

El jeque Nasser al-Khelaifi, presidente del PSG | Terra Deportes

Por: Juanjo Carrillo Córdoba (@Juanjo_93CC)

OPINIÓN. Desde que era un infante, he concebido el deporte como algo llano, del pueblo. Algo típico de la plaza de barrio a la salida del colegio y de competiciones apasionantes en polideportivos humildes cada fin de semana. Algo, en resumidas cuentas, alejado de ostentosidades. Cuanto menos, debo ser muy inocente. O al menos eso deben pensar magnates del petróleo como el jeque Nasser al-Khelaifi, el ex tenista qatarí que se hizo con el 70% del paquete accionarial del Paris Saint Germain —a través de la empresa Qatar Investiment Authority (QIA)— en el año 2011. No contento ser el socio mayoritario de uno de los equipos más relevantes y punteros del Viejo Continente en el ámbito futbolístico, su chequera ha comenzado a vislumbrar un nuevo y ambicioso proyecto: el baloncesto. Así lo hizo saber el diario galo L´ Equipe: como el club no tiene sección de baloncesto, la mejor jugada para pintar en la pizarra —si utilizamos los términos baloncestísticos— y conseguir el objetivo pasaría por un acuerdo con el Paris Levallois —el equipo de más prestigio en la capital francesa— mediante la compra o la adquisición de su mayoría accionarial.

Bien es cierto que no es el primer caso de adquisición de un club de baloncesto a golpe de talonario. El ejemplo más claro es el Pallacanestro Treviso, un equipo italiano fundado en 1954 que fue comprado por la familia Benetton en el año 1982, momento en el que cambió su nombre a Benetton Basket. No obstante, las grandes fortunas con abundantes petrodólares en sus carteras habían centrado su atención exclusivamente en el mundo del fútbol. Equipos europeos como el propio PSG, el Manchester City o el Málaga tienen en las butacas presidenciales de sus respectivos estadios a magnates del petróleo como Nasser al-KhelaifiMansour bin Zayed bin Sultan Al-Nahyan Abdullah ben Nasser Al Thani. Las cosas del fútbol moderno, oigan.

El mundo del baloncesto era prácticamente virgen en este turbio mundillo de la compra y venta de clubes. Pero como para todo en la vida, siempre hay una primera vez —y en este caso, bastante desagradable para los puristas del deporte—. Y es que esfuerzo, respeto y honestidad son una serie de valores intrínsecos a la palabra deporte. Valores que, de un plumazo, se esfuman con este tipo de acuerdos empresariales. A pesar de ello, tampoco pecaré de hipócrita, puesto que deporte y negocio van unidos de la mano. Eso sí, con una serie de limitaciones.

El jeque Nasser al-Khelaifi charlando con Leonardo Araujo y Carlo Ancelotti durante su periplo en el PSG | Sport Witness

El jeque Nasser al-Khelaifi charlando con Leonardo Araujo y Carlo Ancelotti durante su periplo en el PSG | Sport Witness

Para que existiese un cese total de este tipo de operaciones comerciales, los equipos de cualquier rama deportiva deberían convertirse en bloque y al unísono en clubes y dejar en el pasado su existencia como Sociedades Anónimas Deportivas. Comprender la diferencia entre ambos conceptos es muy sencillo y transcendental para alguien aficionado al deporte. Un club es exclusivamente propiedad de los socios mientras que una Sociedad Anónima Deportiva queda a expensas de la entrada de capital exterior. Dicho en otras palabras, un club no puede venderse y una Sociedad Anónima Deportiva sí. En España, tan solo existen cuatro clubes: Real Madrid Club de FútbolFútbol Club BarcelonaAthletic Club de Bilbao Club Atlético Osasuna.

Si se lograse la utopía que acabo de presentar anteriormente, el deporte estaría agradecido. Agradecido porque el ascenso a la presidencia de los equipos sería por medio de vías democráticas mediante la elección de los socios del club. Agradecido porque el mundo del negocio quedaría a la sombra de los valores del deporte. Agradecido, en suma, porque el deporte sería más deporte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s