Ultimate: cuando una tarta acaba convertida en deporte

Un jugador de Ultimate, lanzando el frisbee | Ayto. Cartagena

Un jugador de Ultimate, lanzando el frisbee | Ayto. Cartagena

Por: Mario Escribano Torres (@marioescr)

A comienzos del siglo XX, unos jóvenes de Bridgeport (Connecticut, EEUU) comenzaron a lanzarse los envases de las tartas fabricadas por una empresa local: Frisbie Pie Company. Este juego se comenzó a popularizar y extender, pero no fue hasta el año 1948 cuando se diseñó el primer disco. Ideado por Frederick Morrison, aficionado a estos lanzamientos, y financiado por Warren Franscioni, el primer platillo fracasó por algunas deficiencias en su diseño. Sin embargo, ocho años más tarde, Morrison incorporaría una serie de mejoras, consiguiendo que Wham-O le comprara los derechos. Aunque durante su primer año a la venta recibió el nombre de ‘Pluto Platter’, poco después cambiaría su nombre a ‘Frisbee’, con el que alcanzó la fama internacional.

En cambio, no fue hasta 1967 cuando nace el Ultimate, casi de forma paralela a la fundación de la Asociación Internacional del Frisbee. Fue creado por Joel Silver y Buzzy Hellring, y celebró su primer campeonato en 1975, con la Universidad de Yale (EEUU) como telón de fondo. En España hubo que esperar hasta 2001 para poder ver un campeonato de Ultimate, aunque en los 90 surgieron los dos primeros equipos: Patatas Bravas (Barcelona) y Atis Tirma (Las Palmas de Gran Canaria).

Jugadora enviando el frisbee a otra zona del terreno de juego | El Correo

Jugadora enviando el frisbee a otra zona del terreno de juego | El Correo

Dos años más tarde surgiría la Federación Española de Disco Volador (FEDV), en la que actualmente hay más de 20 equipos inscritos y que se dedica, entre otras cosas, a la divulgación de este deporte. También organiza varios torneos a lo largo y ancho de todo el territorio español, como es el caso del Parilla Open (Castelldefels), Trofeo de la Abuela (Madrid), Chiripones (Huelva) y así hasta llegar a los 16 campeonatos.

Una vez sabido que este deporte se extiende cada vez más por nuestro país, más de un lector habrá pensado en probar a jugar. Si es así, está de enhorabuena. Para jugar apenas se necesita desembolsar dinero, ni tampoco grandes instalaciones. El precio de un disco suele estar entre los 10-15€ y no se necesita ropa deportiva específica. En cuanto al terreno de juego, suele ser arena de playa o hierba, ya que entre otras cosas, permiten a los jugadores poder tirarse a por el disco sin sufrir daños. Solo queda añadirle unas marcas de límites de campo —100mx37m— y de meta —18 metros de profundidad—, y ya tenemos el terreno listo. Es decir, podemos jugar en cualquier parque o playa.

Dos equipos masculinos pelean por la posesión del disco | Wimbledon and Putney Commons

Dos equipos masculinos pelean por la posesión del disco | Wimbledon and Putney Commons

Ni siquiera hacen falta muchos amigos para jugar, ya que se enfrentan dos equipos formados por entre 5 y 7 jugadores. Y si no son muy amigos, tampoco pasa nada: Ultimate es un deporte sin contacto físico entre jugadores. Tampoco hay árbitro, en este deporte se cree firmemente en la honestidad de los participantes. De hecho, cuando a la FEDV se le pregunta, responde con un “¿por qué hay árbitro en los deportes? [En Ultimate] No hay árbitro porque no hace falta, lo que sí hace falta es el espíritu de juego”.

Dicho esto, y con el buen tiempo que parece extenderse estos días por todo el país, ¿a alguien no le quedan ganas de salir a lanzar un frisbee?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s