Kabaddi: el deporte nacional de Bangladesh

Mujeres practicando el kabaddi en Tamil Nadu (India) | Wikipedia

Mujeres practicando el kabaddi en Tamil Nadu (India) | Wikipedia

Por: Juanjo Carrillo Córdoba (@Juanjo_93CC)

Decía el poeta austriaco Rainer Maria Rilke (1875) que “la verdadera patria del hombre es la infancia”. No le falta razón. Todas nuestras metas, pensamientos e ideales se fabrican en base a los recuerdos de la niñez. La memoria de cada persona evoca momentos pasados de toda índole: desde la llegada de los Reyes Magos cada Navidad a las tardes en casa de tu mejor amigo. Sin embargo, si existen unos recuerdos que sobresalen respecto a los demás esos son los de los recreos con tus compañeros de clase. Y ahí, entre la confluencia de olores propia de los desayunos de los niños, el ‘pilla-pilla’ era el juego estrella —por encima incluso del fútbol o la comba—. No es de extrañar. ¿Quién no subía a clase con una sonrisa después de pasar un rato agradable con sus amigos? Unos recuerdos parecidos deben tener los aficionados al kabaddi, un deporte similar al ‘pilla-pilla’ que se ha convertido en un fenómeno de masas en el Sureste Asiático.

Este curioso deporte es uno de los más antiguos conocidos. La tradición sitúa sus orígenes hace 4.000 años en la India, donde se sigue practicando, además de en otros lugares de Asia, como Pakistán. Sin embargo, si existe un país en el que el kabaddi es el deporte estrella ese es Bangladesh, donde se erige como el deporte nacional. A lo largo de la historia han existido campeonatos nacionales de kabaddi en varios países del Sureste Asiático, pero no fue hasta el año 1994 cuando se estableció el campeonato en los Juegos de Asia, donde se mantuvo a lo largo de cuatro ediciones consecutivas —Hiroshima 1994, Bangkok 1998, Pusan 2002 y Doha 2006, todas con victoria de la India—.

El kabaddi participó como deporte de exhibición en nada más y nada menos que los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 —posiblemente, una de las Olimpiadas más conocidas y tensas con una coyuntura prebélica mundial de fondo—. Pero este deporte no se ha quedado sitiado dentro de las fronteras de los países ya mencionados, sino que se ha dado a conocer. Este fenómeno se ha producido gracias a que los emigrantes de estos países, especialmente indios y bangladesíes, lo han exportado a todo el mundo, incluida España, y su federación internacional, la WKF —World Kabaddi Federation—, reúne a 31 países. Ya sabemos algo más de la historia del llamado ‘pilla-pilla’ asiático pero, ¿cómo se juega al kabaddi?

Bloqueo de un jugador indio al raider de Bangladesh | talkSPORT

Bloqueo de un jugador indio al raider de Bangladesh | talkSPORT

El kabaddi enfrenta a dos equipos de siete jugadores en una cancha de 13 x 10 metros. Cada conjunto ocupa una mitad del campo. El juego comienza cuando uno de ellos envía a uno de sus miembros, el raider, al terreno contrario. Este debe tocar a un rival, que es eliminado; y volver a su campo sin ser capturado, lo que suma un punto. Si es atrapado, es para los contrarios. Por su parte, los defensores forman cadenas cogiéndose de las manos e intentan cercar al raider, que ha de entrar en el terreno enemigo cantando “¡kabaddi, kabaddi, kabaddi!” sin cesar y, por tanto, sin respirar. Si inspira o se equivoca, queda eliminado. Gana quien suma más puntos o caza a todos los adversarios.

El respeto a las reglas y la deportividad son una de las piezas clave sobre las que pivota este deporte; para que así sea, existen siete oficiales que se encargan de supervisar el transcurso del juego: un árbitro, dos asistentes, dos jueces de línea, una persona encargada del tiempo y uno encargado de llevar los puntos. Junto a ello, hay que destacar la existencia de un código deontológico que rige la World Kabaddi Federation; código que asumen todos los jugadores antes de convertirse en profesionales de este deporte.

Si levantamos la vista por encima de nuestras fronteras y miramos más allá, nos encontramos con infinidad de deportes que se alejan de los meros resultados deportivos y que transmiten no solo una vida sana, sino también una vida de valores y ética. Como hemos visto, el kabaddi es uno de esos deportes. Al igual que nuestro ‘pilla-pilla’ infantil de los recreos, este deporte enseña que la vida transciende más allá de los resultados. Que a veces, con conseguir una sonrisa, basta.

Encuentro entre las selecciones femeninas de Tailandia y la India | Sulekha.com

Encuentro entre las selecciones femeninas de Tailandia y la India | Sulekha.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s