Gran Premio de Mónaco: negocio y velocidad, a partes iguales

Un Mercedes, rodando por las lujosas calles de Mónaco | GQ

Un Mercedes, rodando por las lujosas calles de Mónaco | GQ

Por: Juanjo Carrillo Córdoba (@Juanjo_93CC)

Mónaco es uno de los países más pequeños del mundo y sin embargo uno de los más conocidos. La jet set y el Gran Casino, por no hablar de las portadas de prensa rosa que llenan los miembros de la familia real monaguesca, hacen que inevitablemente asociemos Mónaco con lujo. No obstante, si existe un acontecimiento que pone en el mapa mundial a Mónaco ese es su Gran Premio de Fórmula 1. Velocidad, competición, gasolina y sobretodo, negocio, hacen de la cita automovilística una de las mas relevantes del calendario.

El de Mónaco es sin duda el Gran Premio por excelencia de la Fórmula 1. Desde sus inicios, el circuito de Montecarlo ha sido un claro espejo que refleja todo lo que compone la Fórmula 1: historia, tradición, dinero, glamour, pasión. Su peculiaridad se basa en que es un circuito netamente urbano, sobre las calles del lujoso Principado de Mónaco. Un circuito urbano con una amplia trayectoria en el gran circo de la Fórmula 1 y que contiene míticos giros como la Rascasse o Loews. Puntos de extrema dificultad por los que los pilotos pasan 78 veces hasta completar los 260 kilómetros de los que cuenta esta prueba. La Fórmula 1 corre en Mónaco desde hace 58 años, aunque desde 1928 hay carreras de otras categorías en las calles de esta ciudad.

Mónaco tiene de velocidad media en una vuelta 155 km/h. El 45% de la vuelta se acelera a fondo, lo que supone un porcentaje muy bajo. El periodo máximo en el que el acelerador se mantiene a fondo es de 510 metros, con una duración de unos 9 segundos. Los frenos se desgastan con facilidad en Mónaco debido a las numerosas frenadas y aunque se monten los neumáticos blandos, el desgaste de los mismos es medio. Los frenos se utilizan a tope el 12% de la vuelta. Datos técnicos aparte, ¿por qué el Gran Premio de Mónaco es sinónimo de glamour y negocio?

Un bólido de la escudería Red Bull Racing F1 tomando una curva en el circuito de Mónaco | GQ

Un bólido de la escudería Red Bull Racing F1 tomando una curva en el circuito de Mónaco | GQ

Las carreras de Fórmula 1 son hoy el acontecimiento deportivo que mayor facturación registra en el mundo: su valor como marca ronda los 7,6 millones de euros, y por ello se han convertido en una plataforma global de insuperable visibilidad para empresarios y marcas. La internacionalización de este impacto debe su mérito a Bernie Ecclestone, actual presidente y máximo ejecutivo de Formula One Group, quien empezó en el mundillo del motor como mecánico y en la actualidad tiene un sueldo que ronda los seis millones de euros. La Formula One Group obtiene unos ingresos que provienen fundamentalmente de cuatro fuentes: los promotores, los derechos televisivos, la publicidad y el Paddok Club, que se erige como pieza clave de los ingresos del Gran Premio de Mónaco.

El Paddok Club de Mónaco, más conocido como la zona VIP, está ubicada en la azotea del edificio de boxes. Este lugar se ha convertido en un verdadero centro de negocios para importantes empresarios de todo el mundo: se trata de un mercado comercial lleno de oportunidades para incrementar fortunas a través del denominado networking. Además, es en estas zonas donde se deja ver toda la jet set y los miembros de la Casa Real monaguesca. El acceso a estos Paddok Club varía según la demanda del lugar. En el caso del Gran Premio de Mónaco se sitúa en los 3.500 euros —aunque a día de hoy, el Gran Premio de Abu Dhabi el más caro, con una cifra que asciende a los a 4.500 euros—.

Además, a estos ingresos propios de la Fórmula 1 hay que sumarle los beneficios que genera de manera indirecta. Especial relevancia tienen durante ese fin de semana el Casino de Montecarlo y el Hotel París. Este último es uno de los preferidos para los espectadores en la ruta del Gran Premio de Mónaco. Pasa por alto del casino, que sale del túnel de Loews y se encuentra a la entrada de la plaza del casino, del que tiene una vista panorámica. Además, cuenta con una vista panorámica excepcional sobre al menos la mitad de este prestigioso Gran Premio de Fórmula 1 en altura con una vista a través del puerto de Mónaco.

El piloto alemán de Fórmula Uno Sebastian Vettel, de Red Bull, posa junto al piloto de rallies francés del equipo Renault Sebastien Ogier. |LibertadDigital

El piloto alemán de Fórmula Uno Sebastian Vettel, de Red Bull, posa junto al piloto de rallies francés del equipo Renault Sebastien Ogier. | LibertadDigital

Si Maracaná es el templo del fútbolMónaco es la catedral de la Fórmula 1. Un lugar en donde la pasión, la adrenalina y el dinero se fusionan en un Gran Premio de cuatro días. A partir del 22 de mayo los bólidos volverán a rodar sobre las calles del Cirtuito de Montecarlo y los negocios echarán a andar. Tres días más tarde, el 25 de mayo, el semáforo se apagará y comenzará, un año más, la carrera más apasionante del calendario.

Anuncios

Un comentario en “Gran Premio de Mónaco: negocio y velocidad, a partes iguales

  1. Pingback: La batalla por la Fórmula 1 | El vestuario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s