Diego Costa, uno más en ‘La Roja’

Diego Costa con la elástica de la selección española | MARCA

Diego Costa con la elástica de la selección española | MARCA

Por: Diego Alonso Arecha (@Diego_Alonso23)

OPINIÓN. El pasado 5 de marzo, Diego Costa debutaba con la selección española en un partido amistoso ante Italia. Con el «19» a la espalda, y rodeado de una atmósfera de críticas y rumores hacia su persona, el brasileño jugó los 90 minutos sin esconderse en ningún momento y disputando cada balón con la intensidad que le caracteriza.

El delantero de moda en nuestro fútbol salió al campo como titular, en un territorio familiar como el Vicente Calderón. Menos agresivo de lo normal, intentó combinar en todo momento con sus compañeros, y aunque no demostró su innata capacidad para el gol, trabajó y se sacrificó por el equipo en cada jugada.

Desde su convocatoria en noviembre del año pasado —a la que se ausentó debido a una lesión—, se puso en duda constantemente su profesionalidad, tanto por los medios como por la propia afición española. Se le tachó de marrullero, de jugador “sucio” y de mal compañero. Se dijo que no encajaría en esta selección, que su carácter iba a traer más disgustos que alegrías a un conjunto ya consolidado. Sin embargo, desde el primer minuto ha demostrado que está totalmente integrado en el grupo y que puede ser uno de los delanteros por los que Del Bosque se decante para llevar al Mundial.

Diego Costa, junto a sus compañeros, escucha las lecciones de Vicente del Bosque en un entrenamiento | Prensa Libre

Diego Costa, junto a sus compañeros, escucha las lecciones de Vicente del Bosque en un entrenamiento | Prensa Libre

Costa ha demostrado una y otra vez, desde que eligió defender nuestros colores, que su compromiso es total —llegó incluso a quitar la bandera de Brasil a sus auriculares como gesto de acercamiento a la selección—. Entonces me pregunto, ¿por qué se sigue dudando de él? ¿qué más tiene que hacer para conseguir el respeto de los aficionados?

Empezando por Kubala, Di Stéfano o Puskás, y llegando hasta Catanha, Pernía o Marcos Senna —campeón de Europa en 2008—, muchos han sido los futbolistas extranjeros que han vestido esta camiseta sin que su convocatoria haya generado el revuelo que ha tenido la de Diego Costa.

De lo que no me cabe duda alguna es de que, si se le da la confianza suficiente, él responderá con goles y asistencias. Y además, acabará de una vez por todas con esos cánticos tan molestos e hirientes que se producen cada domingo en los partidos del Atlético de Madrid. Si Diego Costa ya era español, ahora es uno más, ahora es un hermano.

Costa, en su partido de debut con la Selección Española | Club Atlético de Madrid

Costa, en su partido de debut con la Selección Española | Club Atlético de Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s